IOSHUA live Posadas Misiones

IOSHUA habla para CANAL ENCUENTRO Argentina

jueves, 17 de septiembre de 2009

GOLAZO AL CORAZÓN



- pasamela pasamela puto

- corre corre muerto dale corre

- dale puto que te cabe

- dale dale dale guachin

- pasamela pasamela dale dale

- tuya puto dale

- gooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool! Goooooooooooool!


Los chicos corren un poco mas y se abrazan. Es tan lindo todo eso. Es como salir a buscar eso que no se animan a decir. El calor y la felicidad de todos juntos. Se hacen jueguitos. Una mano que te despeina ... una palmada en la cola. Los pechos cerca y el aliento agitado en los cuellos. Las manos suaves apenas pasan por la cintura. Todo muy masculino... muy viril. Nadie se imaginaria ni pensaría otra cosa. Que desubicado. Es festejar nomás. Por eso se abrazan y se dan palmadas en la cola. Por festejar el calor y la felicidad de estar juntos y hacer algo bueno para ellos. Gol. Ya van 2 a 4. Los chicos se abrazaron mucho esta tarde. Es tan lindo todo eso.


Maurito es el mas lindo del equipo. Un pibe re bien cuidado como dice su papá. Todos dicen que es el mas fachero del equipo y saben que es verdad. Los otros varones saben reconocer la belleza entre ellos. Lo joden con esa rara intención de señalar cosas lindas del cuerpo de Maurito... sus labios, las piernas. Pero solo como un jueguito nomás. A mi me gusta verlo cuando llega en bici con su papá. El tipo es muy cuida del pibe. Quiere que sea un gran jugador bien famoso y millonario... pero Maurito solo parece jugar apenas mejor que el peor de los demás del equipo. Pero su papá lo cuida mucho. Los dos vienen en bici y andan por el vestuario. Maurito me saluda y hablamos un rato mientras él se cambia... es lo mejor. Porque se desviste delante mío sin intención aparente de calentarme... quien pensaría eso? Maurito se cambia el pantalón y la remera. Ya conozco todos sus calzoncillos y sé cuando trae uno nuevo. Su cintura es perfecta. Su pecho también es perfecto y es lampiño todavía. Su color es trigueño y es perfecto, suave... como cafecito con leche. Asi es Maurito. Lindo nomás. El mas fachero del equipo. Y eso los otros lo saben y lo joden y le hacen jueguitos. Quien pensaría que lo hacen con algo de calentura. Bueno, si ya se... soy un desubicado.

Roberto es el veterano del equipo. Arquero de toda la vida según dice. Lo suyo es gritar y no parar de gritar ni un momento. En la vereda, en el patio, en el vestuario y sobre todo en la canchita. Es un tipo exagerado y muy nervioso. A mi a veces me fastidia por demás y no le doy bola. Es alto y morocho. Tiene una cicatriz chiquitita en el mentón. Es fuerte y todo el tiempo habla de eso. Es profesor de tae-kwondo. Tiene como 34 años. Casado, separado y casado de vuelta. Siempre viene a los partiditos con alguna minita que se levanto por ahi. Dicen que es medio violento con las minas. Yo no se. Cuando lo veo desnudo el tipo te mira y te mira todo. No disimula. Parece que le gusta. Que se yo. Una vez me dijo que borracho le chupo la pija un puto. Me lo contó mientras se acomodaba mucho el calzoncillo. Parece que disfrutaba su recuerdo. Yo no se. No me calienta el tipo. Pero siempre lo veo mirando el cuerpo de los otros varones en el vestuario. Quien pensaría que lo hace con algo de calentura. Bueno, si si ya se... YO soy un desubicado.

Cubito. Así le dicen a otro de los pibes del equipo. Cubito es el pibe mas sencillo que conozco. Su vida solo pasa por la playstation, el msn y las pibas. A él nada le preocupa. Todo es simple en su cabecita bobalicona. No duda de nada y eso le da firmeza en la voz. Los otros varones lo cargan todo el tiempo y se burlan de su simpleza para vivir. A Cubito no le podes pedir que piense. Solo que haga y ya. Es un morochito hermoso. Medio petiso pero muy hermoso el guachin. La mirada clara... casi sin nada que decir. La boca húmeda... casi sin nada que decir. Pero que me importa eso a mi. Cubito es un encanto de varón tan masculino y sencillito. En el vestuario es un poco pudoroso. No tímido. Pudoroso. Pero se desnuda que es un encanto el pibito. Nunca levanta la mirada cuando esta en el vestuario. Solo se cambia su ropa y sigue en lo suyo. Y cuando termino de vestirse sale al patio y listo. Tiene un lunar bonito en el medio de la espalda. Nunca se lo dije. Que se yo. A lo mejor si le digo eso alguien escucha y pensaría que me fijo mucho en la espalda de los pibes en el vestuario y todo eso. Y a lo mejor alguien pensaría que me caliento con ellos ahí desnudos en el vestuario... pero QUIEN pensaría que lo hago con algo de calentura. Bueno, si si ya se... YO soy un desubicado.


Se levanto un poco de viento. Son re lindos los días a esta hora. Este verano viene genial con algo de viento. Hay algunos mas como yo sentados en las gradas. Seremos 15 en total. No mas. Yo vengo a acompañar a David. Los otros 14? Yo no se. Las minitas es obvio que vienen a seguir a sus NOVIOS. Bueno... cada cual lo suyo.


- pasamela pasamela puto

- correlo correlo dale correlo puto

- dale puto uy sos horrible

- dale dale dale guachin

- pasamela pasamela dale dale

- tuya puto dale

- gooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool! Goooooooooooool putos! Goooooooool!



Uy pero esta vez del otro equipo. Pero ellos también corren un poco mas y también se abrazan y también es re lindo todo eso. Es como que ellos también salen a buscar eso que no se animan a decir. El calor y la felicidad de todos juntos. Se hacen jueguitos. Una mano que te despeina ... una palmada en la cola. Los pechos cerca y el aliento agitado en los cuellos. Las manos suaves apenas pasan por la cintura. Todo muy masculino... muy viril. Muy rápido para darse cuenta de todo. Nadie se imaginaria ni pensaría otra cosa. Que desubicado. Es festejar nomás. Por eso se abrazan y se dan palmadas en la cola. Por festejar el calor y la felicidad de estar juntos y hacer algo bueno para ellos. Gol. Ya van 3 a 4. Los chicos se abrazaron mucho esta tarde. Es tan lindo todo eso.
Pero a David le molesto eso. Esta de mal humor desde el mediodía y siempre se pone peor cada vez que le hacen un gol a su equipo. Pero no es para tanto. Cada cual lo ve de un modo diferente. Y yo solo estoy acompañándolo desde las gradas y disfruto del viento que se levanto, de los días a esta hora y gritar gooooool y ver como todos ellos corren un poco mas y se abrazan y es re lindo todo eso.

En el equipo de David hoy juega Marcelo, un amigo de ellos. Un pibe medio raro. Muy callado. Marcelo viene solo cuando otro no puede, entonces ahí recién lo llaman y él se viene a jugar un partidito. Nadie es muy amigo de él pero siempre es el único que viene cuando les falta uno cada domingo. Marcelo es un rubio hermoso. Hijo del panadero de la esquina y un flaco re lindo desde pibito. Tiene esos ojazos celestes que siempre cautivaron a todos en el barrio. Además a veces lo veo por ahí cuando va o viene del gimnasio. Es musculoso el pibe. Hermoso por donde lo mires. Alto. Y solo cuando viene a jugar con los pibes tengo la maravillosa oportunidad de verlo un poco desnudo. Es un placer todo eso. Ese cuerpo musculoso y radiante. Parece un sueño imposible hecho varón en el barrio. Usa unos boxers bien apretaditos. Siempre. Y su piel es una delicia de radiante... todo el pibe es radiante. Muchas veces soñé cosas sensuales con él. Desde que éramos chicos. En carnaval cuando salíamos a jugar echándonos agua por la cuadra yo me embobaba mirándolo todo mojado y radiante al sol, sin remera, y con unos shortcitos maravillosos. Ay Marcelo. Que hermoso varón. Y cuando juega en la canchita es algo que me tiene embobado. Corre. Corre. Patea. Hace buenas jugadas. Corre. Corre. Siempre serio. Dicen que es gay. Yo no se. A lo mejor. Que afortunado es el pibe que enamoro a Marcelo! Toda esa belleza es una fortuna... para quien la porta y para quien la goza, por supuesto. Yo solo puedo admirarlo nomás y así, agitado cada domingo corriendo en la canchita, es hermoso por donde lo mires.

Fernando es otro de los pibes del equipo. Un pibe re copado. Él viene como suplente. Si alguno de los otros pibes se lesiona o algo, ahí esta El Fernando para entrar a jugar. Él gordo se la re banca y corre y no se queda quieto ni un poco. Dicen que es el mas divertido para jugar porque todo el tiempo esta inventando chistes y es muy simpático. Es enorme. Y corre y corre cada pelota y pega unos pelotazos terribles. Algunos le tienen miedo. Fernando dice que a veces no sabe medir su fuerza ni su tamaño y por eso a veces tira a alguno en la cancha. Sin mala onda dice él. Pero es un personaje el gordo. Además en el vestuario es el fenómeno! Tiene una pija enorme y siempre busca cualquier oportunidad para mostrarla y hacer jodas. Le encanta su pija parece... y en el vestuario es el rey. Estuvo preso por robo muchas veces y cada tanto que desaparece del barrio ya es porque volvió a la cárcel. Alto chorro El Fernando. Enorme de todos lados. Un morochazo jodido como dicen por ahí. Pero todo bien... cada cual lo suyo.

- pasamela pasamela dale dale

- correla guacho correla

- dale puto que te cabe

- dale dale dale guachin

- pasamela pasamela dale dale

- tuya puto dale

- gooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooool! Goooooooooooool! Goool guachin gol!


Gooool! Los chicos corren un poco mas y se abrazan. Ya cansados. Pero aun así es tan lindo todo eso. Es como salir a buscar eso que no se animan a decir. El calor y la felicidad de todos juntos. Se hacen jueguitos. Una mano que te despeina ... una palmada en la cola. Los pechos cerca y el aliento agitado en los cuellos. Las manos suaves apenas pasan por la cintura. Todo muy masculino... muy viril. Nadie se imaginaria ni pensaría otra cosa. Que desubicado. Es festejar nomás. Por eso se abrazan y se dan palmadas en la cola. Aunque ya estén bien cansados. Pero es por festejar el calor y la felicidad de estar juntos y hacer algo bueno para ellos. Gol. Ya van 3 a 5. Los chicos se abrazaron mucho esta tarde. Es tan lindo todo eso. Y sigue un rato mas el partidito. Pero ya están todos cansados y muy abrazados por hoy. Ya pueden volver a sus novias con suficientes roces de varones en la piel. Les alcanzara hasta el domingo que viene... y si alguno no se aguanta, bueno ya sabrá que hacer... cada cual lo suyo.

David sigue de mal humor a pesar de estar ganando con su equipo de amigos. David es mi chico... mi novio. Digamos. Es que siempre estamos peleando por todo y parece que ya deberíamos separarnos y empezar historias nuevas cada uno por su lado.
Antes de venir para el partido volvimos a pelear no se porque pavada... como todos los días. Peleamos por pavadas. Pero ninguno hace nada por dejar al otro. Después todo se arregla y seguimos y nos amamos mucho muchísimo y por cualquier pavada volvemos a pelearnos. Yo lo amo. En serio. Mucho muchísimo. Pero a veces me pregunto que hacemos juntos hace tanto tiempo peleándonos tanto casi todos los días. David es maravilloso. Todo un varón por donde lo mires. Nos conocimos en otra canchita de por acá nomás. Yo estaba ahi de casualidad y nos vimos y nos reconocimos del barrio y empezamos a hablar y asi se dieron las cosas. Empezamos a salir y al poco tiempo ya habíamos decidido alquilar algo para vivir juntos y pasar todos los días uno encima del otro. Todo muy serio. Todo muy maravilloso. David cocina de lo mejor. Somos muy desordenados y eso casi siempre es uno de los motivos de pelea... pero somos muy desordenados nomás. Ronca mucho por las noches. Le gusta ver televisión todo el tiempo y se engancha con todas esas pelotudeces de la televisión. Es fanático de Nirvana y Megadeth. Se le hacen hoyuelos en las mejillas cuando ríe. Es un poco mas bajo que yo. Nació en Córdoba pero su familia se vino a Buenos Aires cuando el tenia 9 años. Tiene ojos marrones. Hermosos ojos marrones. Les gusta tomar cerveza. Una vez se quebró una pierna cayendo de una moto en una ruta. Sabe hacer asados. Dice que los Rolling Stones son la mejor banda de la historia. Tiene un pantalón negro que le queda maravilloso. Tiene un tío que dice que conoció a Luca Prodan. Su papá fue policía... de esos malos. Me contó que una vez cuando era chico lo pico una víbora en la pierna y que lloro un montón de días por eso y que falto al colegio y cosas así. Tenia un perro marrón que se llamaba Bichu, que se murió comiendo una rata o algo así. También me contó que una vez hizo EL gol de su vida en un partidito con sus primos y hasta el día de hoy dice que se lamenta de no poder volver a repetir esa jugada. David trabajo en una pizzería en Santiago de Chile cuando estuvo vagabundeando por allá. Tiene una hermana que sabe patinar sobre hielo y otro hermano que toca la guitarra en un grupo folclórico en Junín. Ah! Y una vez David me contó que de chiquito le tenia terror a E.T. y que tenia pesadillas, si si con ese marciano marrón petiso que tenia un dedo luminoso, y que por eso no puede ni ver esa película porque le daba miedo el marciano E.T.

Paró el viento. Son re lindos los días a esta hora pero este verano no será genial sin algo de viento. Todavía hay algunos mas como yo sentados en las gradas. Seremos 10 en total a esta hora. No mas. Yo vengo a acompañar a David. Los otros 9? Yo no se. Las minitas es obvio que vienen a seguir a sus NOVIOS. Bueno... cada cual lo suyo.

David no sabe andar en bici, por eso siempre lo llevo yo. Dice que sabia pero que se olvido como hacerlo. Que tenia una bicicleta roja media fea que le habían regalado para un cumpleaños y que andaba por todos lados en el barrio pero que no sabe como un día se olvido como hacerlo y ya no anduvo mas en bici. Ni en esa bici roja fea que le habían regalado ni en ninguna otra. Nunca mas. Y por eso yo siempre lo llevo en mi bici. David sabe bailar hiphop... así bien bien, haciendo piruetas y todo. Lo hace solo a veces y para mi es un encanto.

Bueno, volvió a correr vientito y termino el partido. Listo por hoy.
Los chicos ya corrieron y se abrazaron. Y fue tan lindo todo eso. Fue como salir a buscar eso que no se animan a decir. El calor y la felicidad de todos juntos. Se hicieron jueguitos. Una mano que despeina ... una palmada en la cola. Los pechos cerca y el aliento agitado en los cuellos. Las manos suaves apenas pasan por la cintura. Todo muy masculino... muy viril. Nadie se imagino ni pensó otra cosa. Que desubicado. Fue por festejar nomás. Por eso se abrazaron y se dieron palmadas en la cola. Todo fue para festejar el calor y la felicidad de estar juntos y hacer algo bueno para ellos. Los chicos se abrazaron mucho esta tarde. Y fue tan lindo todo eso. Y termino el partidito. Ya están todos cansados y muy abrazados por hoy. Ahora al vestuario a las duchas, y después unas birras en el kiosquito de la esquina. Charlar y joder un rato.
David me mira y me hace seña de irnos. Todo bien. Vamos a casa.
Los demás ya pueden volver a sus novias con suficientes roces de varones en la piel. Les alcanzara hasta el domingo que viene... y si alguno no se aguanta, bueno ya sabrá que hacer... cada cual lo suyo.






FIN

3 comentarios:

David Rojas: El cerdo sin galera dijo...

Ioshua:

Termine de leer Pija, Birra, Faso. Me gustó, muy buen trabajo; que bueno que no pierdas el concepto. Ya lo recomendé a mis amigos.

e. r. dijo...

Hola,
has escrito un relato genial.
Saludos

Gordo puto, amén dijo...

Un golazo, me gusta mucho tu escritura, saludos, Franco