IOSHUA live Posadas Misiones

IOSHUA habla para CANAL ENCUENTRO Argentina

miércoles, 16 de septiembre de 2009

EL RENGO

Marcos se pelea con diego. Cervezas, un metegol, un pibe fanático de La Renga y sus ganas de tatuarse son la excusa perfecta para coger. Suenan Almafuerte, Patricio rey y sus redonditos de ricota, y Pantera.


De noche. En la casa de Diego estamos solos. Sus viejos se fueron de vacaciones hace una semana.

- cerra el orto! Deja de darme vueltas, Diego decime ya la posta de una…

Diego – cortala, ya fue… que pesado… che, tanto lio por un simple polvo nada mas…

- ¿Qué? Ufff dale, ya que guitarreaste agita las ramas pero agitalas bien piola de una…

Diego – basta che, ya fue Marcos… vamos a comer y ya olvidate… dale…

- que me olvide? Vos sos pelotudo? Diego, decime la posta si me cagaste con ese gil de la ferretería. Dale, decime todo ya que guitarreaste.

Diego - …si, listo. Si. coji con él. Si… listo… y que?...

- pero vos sos un asco de puto. Puto de mierda.
Le digo entre dientes tragándome las ganas de re cagarlo a trompadas por garca. Gil.

Diego - …fue un polvo nada mas… ¿Qué queres? Vos ya dabas asco de borracho. No servias para nada. Te la pasas tomando y drogandote. Bue, me aburrí y le di cabida al pibe… que se yo… ya fue…

- sos un puto de mierda Diego.
Y no me aguanto y le pongo un derechazo en toda la jeta. Loa garro del cuello. Lo mataría. Lo tengo ahí pero lo suelto tirándolo para atrás. Me re putea mal. Gil. Me voy. Sigue gritándome. Ni me doy vuelta, nunca más. Me voy.

Me voy caminando para mi casa. Necesito tranquilizarme. Se me caen las lagrimas de bronca. Diego la re puta conche de tu puta madre. Puto de mierda. Yo sigo caminando. Me prendo un cigarrillo. Diego putazo de mierda. Basta basta, ya re fue. Tengo que cortarla de darme rosca. Listo loco. Ya fue. A olvidarlo. Mejor me compro una birra y a otra cosa.

Al otro dia me voy por la tarde a Moron y como a la noche vuelvo al barrio. Paso por el kiosco de La Gladis y como siempre hay un par de guachines tomando birra o jugando al metegol. Yo paso sin dar pelota y me gritan “Eh! Hermética. Ya no saludas vos?” me doy vuelta y veo que es El Chache. Me dice Hermética porque es la remera que tengo puesta.

Chache – eh! Locura, que caripela guacho…

- desde ayer que estoy como el orto chavon, mejor ni me preguntes. Posta.

Chache – ah bueno, todo piola entonces. Ya fue, tomate un trago.
Me dice y me alcanza una botella de birra. Me tomo unos tragos y se la paso al Marianito que esta ahí. Me prendo un cigarrillo.


Chache – Marcos, queres jugar? Dale que nos faltan contra. Hace como una hora que estamos aca con El Marianito esperando que caiga alguno de los pibes para jugar piola.

- bueno che, yo les hago la segunda pero les aviso que estoy re para atrás.

Chache – jajajaja todo bien. Dale dale que así ya arrancamos. Che, Gladis pasame otra birra y dos fichas pal metegol. Después te pago gorda.

La gorda Gladis sonríe desde la ventanilla y todo bien. Me mira y me dice “como andas nene? Vos no te juntes con estos gatos que son pura vagancia”.

- todo bien Gladis. Son mis amigos.

Chache – viste gorda. Mejor ocupate de lo tuyo y traeme la birra bien fría por favor… y atende a los clientes ahí que los haces esperar por chusmear.
Chache le guiña un ojo y la gorda Gladis le sonríe con picardía.

Marianito – che loco que pinte alguno. Somos tres y nos falta uno. Sino me voy a dormir que mañana laburo. Ya son como las once de la noche guachos.

Chache destapa la cerveza con las muelas, le da un sorbo y le pasa la botella a Marianito y le dice “callate que ahí llego el que juega esta para mi”…

Miramos y es El Rengo que justo viene a comprar al kiosco de La Gladis.
Y justo este pibe tenia que venir! Como me calienta. Esta re fuerte el guacho. Se llama Hernán y tiene como veinte años. Le dicen El Rengo porque es re fanático de La Renga. Él siempre tiene puesta una remera de la banda, tiene todos los discos y los sigue a todos lados. Labura en la verdulería frente a las piletas del Muni… y El Rengo siempre me calentó mucho. Él es alto, flaco, con una mirada siempre atorrante y una boca de lo mejor… es tan masculino, simple, tan chavon pero también con mucha jeta de pillo. Ja!

Se acerca, nos saluda con un apretón de manos y se queda ahí sonriendo y fumando.

Chache – dale Rengo, juga para mi y les hacemos el orto a estos pichis. Goleada la que se van a comer jajaja

Marianito - …pero cerra el culo que te lleno las nalgas de goles a vos y a tu socio. Jajajaj

Reímos, tomamos cerveza y arrancamos al metegol. Yo no puedo evitar mirarle el bulto a El Rengo.
Trato de concentrarme en el juego pero este pibe me puede. Yo lo miro y cruzamos un par de miradas. Trasca El Rengo se acomoda el bulto a cada rato y yo no puedo evitar mirarlo.
Estamos frente a frente. Él juega con Chache y yo con Marianito. Siento la mirada de El Rengo, posta, no estoy falseando niai!
Listo. Con Marianito los goleamos cinco a dos. El Chache se quiere cortar las bolas. Ja!

Chache - …pero che! Tanto que te espere a vos Rengo y al final no me ayudas en nada… que cosa che. Bue, veni Marianito y juga conmigo que vas a ver que ahora si. Me quiero ir a dormir ganado un partidito. Vos Rengo tomatela que no me serviste para ninguna…

Nos reímos. Ahora somos El Rengo y yo contra El Chache y Marianito. El Rengo me mira, me parece que me esta tirando onda. Posta. Jugamos.
Uno a cero. Uno a uno. Dos a uno. Dos a dos. Tres a dos. Cuatro a dos. Cuatro a tres.
Nos ganaron ahí nomás. El Chache festeja. Yo me enciendo un cigarrillo y le doy fuego a El Rengo.

Chache - …bue, locos. Así me quería ir a dormir… ganador! Che, nos vemos mañana. Mi vieja me debe andar buscando. Nos vemos. Che, Marcos, para. Vos mañana vas a estar en tu casa? Me podes tatuar? Ya compre los pigmentos y tengo el dibujo que me quiero hacer. Vos mañana podes?

- mañana? Si. Dale. Pasate a la tarde y lo hacemos. Todo bien. No hay ningún problema.

Chache – joya! Quedamos asi entonces. Mañana paso. Chau muchachos. Che, vos Rengo que te querías escarchar la gamba… bue, ahí lo tenes, Marcos tatúa. Arreglen. Nos vemos guachos.

Chache y Marianito se van. Nos quedamos ahí y ya sale el marido de La Gladis para guardar el metegol. Le damos una mano con El Rengo para entrarlo.
Salimos mientras cierran el kiosco.

El Rengo – así que vos tatuas? Cuanto cobras?

- si. Cobrar? Y no se, depende. Al Chache no le cobro nada porque es mi amigo, que se yo…

El Rengo – pero a mi cuanto me cobras?

- que se yo… que te queres hacer?

El Rengo . me quiero escribir LA RENGA acá.
Me dice palmeándose el frente del muslo derecho.

- ta bien… las letras nada mas?

El Rengo – si pero que sean iguales a las originales, así bien piola. Cuanto me cobras eso?

- que se yo… nada. Es muy sencillo eso que queres. Que se yo… avisame cuando lo queres.

El Rengo – posta? No me cobras nada? Ufff gracias loco. Bue, no se… vos cuando podes? Tengo que comprar la tinta…?

- nah. Yo tengo para eso. No vas a usar mucha tinta. Bueno, no se… cuando vos quieras. Vos conseguime el dibujo de las letras y te lo escracho.

El Rengo – uuuu que copado! Ufff bue, no se. Vos ahora podes? Te jode?

- ahora? …si, que se yo… todo bien. Dale. Pero vos tenes el dibujo con las letras?

Se agarra la remera y me dice “…claro chavon!...” si claro, que boludo yo… por algo le dicen El Rengo… con semejante remera de La Renga. Ja!

- ja! Bueno bueno. Dale, vamos.

Y arrancamos para mi casa que queda a dos cuadras.
En la otra esquina nos cruzamos al Yago y su bandita de chorros. Los saludamos y seguimos.
Llegamos a mi casa. Entramos. Mi vieja ya esta re durmiendo. Vamos a mi pieza. Traigo una botella de agua bien fría de la heladera y cierro la puerta.
Pongo música. “Mundo guanaco” de Almafuerte, va de una.
“…ponete cómodo…” le digo mientras busco la maquinita y las tintas y arreglo los cables y todo eso.
El Rengo se siente en mi cama y mira las paredes de mi pieza. “te cabe el heavy…” me dice mirando todos los postres y fotos de Pantera, Megadeth, Napalm death, Slayer
Y un montón mas que tengo ahí.
“si, a full” le respondo y ya tengo todo listo.

- bueno, yo ya estoy. Fijate donde te acomodas y así empezamos ahora…

El Rengo – si. Me quedo acá recostado nomás, así me ves bien la remera y lo copias tranqui. Ta bien?

- si. Todo bien. Dale…

Nos quedamos mirándonos. Yo estoy con la maquinita y los guantes puesto sentado en una sillita frente a él que esta como recostado en mi cama.

El Rengo - …uuu si. Jajaja que colgado que soy… che, me tengo que sacar el pantalón porque lo quiero acá, te dije… no te jode, no?
Me dice tocándose el frente del muslo derecho y claro, el pibe tiene un jean y tiene que sacárselo nomás… este chavon me pone al mango.
Él se tira un poco hacia tras y se desprende el cinturón y se abre el cierre de la bragueta y se baja el lompa. Uffff tiene un slip blanco. Se me re esta parando la verga.
Se deja el pantalón todo arrugado por los tobillos y se acomoda bien. Yo me acerco mas hacia él y arrancamos. Ahora no se como mierda seguir…
Tengo el bulto del pibe a menos de medio metro de la cara… hasta puedo oler como un perfume que me pone a mil.
El Rengo me mira. Yo le miro la remera y voy dibujando con la maquinita despacio para no hacer cagada… pero el bulto del pibe me pierde, trasca El Rengo tiene la piel re suave y lampiña.

“Todo bien?” me pregunta. Parece que me ve agitado.
“Si. Claro” le digo tratando poner
Toda latención posible en el tatuaje y agarrándole un poco mas el muslo para afirmar el trazo.
No hablamos. Solo suena la banda de Iorio y el zumbido de la maquinita escarchando.
Yo la tengo re dura y me jode un poco. Me hago el boludo y me acomodo un poco la pija para que no me joda tanto. Me parece que El Rengo se re dio cuenta pero no dice nada. Sigue mirándome y se acomoda el bulto y nos miramos. Yo sigo en el tatuaje. Le miro el bulto y veo que se le paro, en el slip se marcan los contornos de los huevos y la verga bien dura hacia el costado.

El Rengo – che loco… disculpa… no se… se me re paso de una. Disculpame, se paro…

Yo lo miro y no digo nada. Me sonrío y sigo terminando el tatuaje… pero que buena pija que tiene! La punta se le asoma por la cintura del slip. Zarpado. Uffff.

- para para boludo… ufff loco. Se me re paro a mi también.
Le digo apagando la maquinita y tocándome el bulto.
Nos miramos.

El Rengo – si? Bue… nos re pinto la calentura, no loco? Yo… no se… estoy re pajero capaz… y me calente mal.

- yo también, boludo. Además tengo tu verga re dura casi en la jeta…

Nos miramos. Sonreímos…

El Rengo - …y bue. Pinto. Pelá loco.

Lo miro fijo. Golazo. Me sonrío y me saco los guantes y dejo la maquinita con cuidado ahí nomás. Me levanto de la sillita y saco la pija bien dura.
Nos miramos.
“Ahí esta…” le digo invitándolo sin vueltas.
Me la mira un toque y se acerca. La agarra y me empieza a pajear despacio y nos miramos.
Yo me saco la remera y le pongo suave las manos detrás de la nuca y lo acerco despacio para que se la meta en la boca.
Ufff la chupa re joya El Rengo. Alto pete me hace mientras se pajea re despacio y le saco la remera. Transamos.
Yo se la chupo bien piola. Caricias. Besos. Nos pajeamos y acabamos juntos.
Re joya.

Yo me limpio la guasca con mi remera de Hermética y El Rengo ahce lo mismo pero con su remera de La Renga. Uffff golazo.

Nos prendemos un cigarrillo, nos reimos de unas boludeces y pongo otro disco. Vulgar display of power de Pantera. Grosso.

Me dice que este disco le gusta. Hablamos algunas giladas. Todo bien. Seguimos en bolas. Es bien copado el pibe. Se mira el tatuaje y lo toca muy despacito. Dice que le re gusta, que le quedo re joya… esta contento el guacho.

Le aclaro que todavía faltan dos o tres trazos mas para terminarlo joya joya, pero nos quedamos un rato mas ahí tirados en mi cama mirándonos, hablando boludeces y transando a full.

Le digo que mejor le voy a terminar el escracho ahora así todavía tiene tiempo para dormir unas horas para ir a laburar en la verdulería pero me dice que hoy no labura… que todo bien para quedarnos así un rato piola. Turro. Le re cabe la pija. Joya.

Hablamos de su laburo, de su novia, de su viejo, de las bandas que me gustan, de los recitales a los que cada uno fue y esas cosas. Copado.

Transamos re piola y pongo otro disco. Me pide si me copo con algo de los redonditos. Ja! Como no… La mosca y la sopa, va de primera.

Al rato arrancamos tranca a terminar el tatuaje.
Todo tranqui. Me dice que mañana no labura porque pidió el día libre para irse a Tandil a seguir a La Renga, que se toma el micro a las tres de la tarde en Merlo, que va con su novia y que esta re copado con el nuevo disco y me habla de las canciones y todo ese rollo de puro fanático. Yo lo escucho y él habla y habla pero no deja de mirarme la boca y la pija.
Es muy lindo pibe El Rengo. Curtimos a full y se queda a dormir un rato.

Mañana La Renga toca en Tandil y El Rengo ya tiene su entrada y un lugar en el micro.
Mañana él va a estar allá, como hoy acá, haciendo el aguante.




Fin.

1 comentarios:

Andres Maurenzi dijo...

muy copado me hizo acordar a algo similar que me paso.es verdad la historia?